El diario de un outsider residente en los arrabales del trimundo

martes, 1 de enero de 2013

2012 is dead: God save 2013! Flashbacks y proyectos #palante

El aprendiz de triatleta os desea Feliz 2013
Han pasado veinte días desde mi última entrada -ha pasado la navidad y hemos entrado en 2013. Lo que urge, sin duda, es felicitaros el año a quienes leéis este blog. Lo que urge también es hacer balance de 2012. Ha pasado mi primer año como federado en triatlón: he disfrutado, he conocido a mucha gente maravillosa, he competido bastante, he probado distancias distintas (olímpico, MD), he aprendido, he flaqueado, he reído, he llorado, he hablado, he entrenado con entrenadores y sin ellos, he escrito por aquí; sobre todo, creo que he crecido como triatleta y, un poco, como persona. Muchas cosas. Atrás han quedado los siguientes metros para un total de 380 horas de entrenamientos y16 competiciones (incluyendo 2 medias-maratones, un duatlón, un trail con podio, 5 sprints, 2 olímpicos y un media distancia):
agua: 269250 metros
bici: 3544 kms
pie: 1411 kms
Los mismos metros de natación, más o menos, que en 2011. Más de cuatro veces los kilómetros de bici que hice en 2011. Y, esto es inevitable, muchísimos menos kilómetros de los hasta ahora habituales en carrera a pie. Por primera vez, he entrenado como un triatleta y, a lo tonto y sin darme cuenta, me he comportado más o menos como uno. Ahora, cuando echo la vista atrás, me vienen flashbacks de todo el año: me veo saliéndome del agua en Fuenteálamo sin ser capaz de capear ni el temporal ni el oleaje; entrenando por la SG500 y llegando a Ávila entre águilas y curtiéndome en la bici de carretera el verano pasado; me veo recogiendo el primer trofeo de mi vida en el trail de Cabo de Gata tres días antes de que mi padre muriera; me veo escuchando sus palabras "ahora tienes que ganar muchos más" y echándolo infinitamente de menos; me veo en el Canal de Castilla haciendo mi primer olímpico; me veo pletórico de fuerza de voluntad hasta que pude medio dominar el drill supermán con aletas; me veo entre reflejos clorados en varias piscinas (la UAL, la de Los Cantos, La Canaleja, El Espinar, Eriksaldasbadet) luchando contra lo mal que nado; me veo corriendo por el Djurgarden; me veo en la bici, batiéndome contra el poniente en mi primer MD.... Me veo de muchas maneras, pero sobre todo aprendiendo y socializando, creciendo y mejorando. No quiero verme como me ví ayer, en mi última cita del año, la San Silvestre de Getafe, en que me había propuesto bajar de 40' como hice el año anterior: no quiero verme frustrado e impotente al ver a lo lejos el crono de meta y constatar que, esta vez, iba a ser imposible -me fui por 17", ¿cómo pueden doler tanto esos 18"?
Pues sí, ha terminado 2012; un año social y políticamente nefasto; un año que mucha gente quería que acabara; un año laboralmente feo; un año personalmente muy complejo. Un año que yo también tenía ganas de concluir. Y para 2013 sólo pido algunas cosas sencillas (¿o no tanto?): nadar un poco mejor, completar al menos tres tris MD, conservar mi nivel de carrera aun entrenando no como corredor sino como triatleta, disfrutar y aprender. No sé si es mucho o poco, pero son mis deseos. En cuanto a resoluciones, me gustaría saber contemplar mi vida deportiva no como una colección de heridas de guerra sino como un repertorio de batallas ganadas, sin duda, al tiempo -esto no quiere decir otra cosa que, ni más ni menos, me siga preocupando más del camino y del disfrute que de los resultados netos y del resultado final. De momento, ya estoy inscrito en dos de los tres MD (Elche y Bilbao); así que las cosas no creo que vayan a ir mal.
Por lo demás, quería daros las gracias a quienes estáis siempre ahí, en la vida real, en Facebook, en Twitter. A quienes me leéis y me animáis a seguir. Sois una parte importante de esta historia y de este blog y de este triatloneo: más importante de lo que os imagináis. Sólo me queda desearos que 2013 se porte con vosotros como quiero que se porte conmigo. #Palante, siempre mucho #palante

3 comentarios:

  1. Por aquí seguiremos también este año.

    ResponderEliminar
  2. Encantado de tenerte por aquí, Alfonso!

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor de todo David es que un día decidiste que era lo que más te gustaba hacer y no conozco nadie cercano que haya luchado tanto por algo que no le ofrece dinero o poder, sino solo esfuerzo, trabajo y de vez en cuando el enorme orgullo de llegar un poco más lejos, de ser un poco mejor en lo que te gusta, de conseguir una pequeña meta.
    ¡¡¡¡QUE GRANDE ERES AMIGO!!!!!!!!!

    ResponderEliminar