El diario de un outsider residente en los arrabales del trimundo

domingo, 16 de agosto de 2009

Huracán Bolt -y yo, medio despegando...


Pues nada, después de ver la emocionante final de los 100 metros, me decido a continuar con mi blog. Por cierto, vaya carrera que ha hecho Bolt. Vaya pedazo de atleta.
Aparte de eso, supongo que tengo que contar mis novedades... ¿Novedades? Pues alguna hay: una semana da para mucho. Esta tarde he terminado mi primera semana de las 16 que me llevarán a Donosti. La primera semana, la de despegue. De hecho en la foto se ve la pista de despegue... Sin duda uno de mis sitios favoritos para correr: tierra, agujas de pino (cómo se disfruta pisando agujas de pino), alguna ardilla valiente, gente haciendo deporte (bici de montaña, algún que otro runner más) y más gente paseando perros. Esta semana se habrán hartado de verme y saludarme (que yo soy de los que suele saludar siempre, qué pesado) -he pasado de los tres o cuatro días de entrenamiento a seis. Es decir, que la peña esta y las ardillas habrán dicho: "pero qué pesao el tío este; ¿es que no tendrá otra cosa que hacer?" Pues la respuesta es que no: de momento sigo de vacaciones. Y qué bien se entrena en vacaciones; aunque haga un calor de la leche y aunque a veces el cuerpo y la mente te intenten boicotear los entrenos con la excusa tonta de las susodichas vacaciones...
Bueno, al lío, que este blog tiene que servir de bitácora de mis entrenos no sólo de colección de mis desfases: básicamente ha sido una semana facilita. Teniendo en cuenta que en mis semanas nomales suelo correr del orden de 52-56 kms y esta he corrido 54, pues se podría decir que ha sido una semana normal. Pues no del todo: la diferencia está en que he corrido esos 54 k en seis días, y no en cuatro. Dos sesiones pachangueras (5 y 6 kms), dos sesiones más exigentes metiendo tempo y ritmo (8 kms cada sesión, un día a 4'17'' y otro a 4'25'') y dos sesiones de kilometraje (11 kms, y hoy, primera tirada más larga, 16 kms). Todo ha salido como previsto y tengo la lógica sensación de que es ahora cuando va a empezar lo bueno: subida, lenta pero segura, de kilómetros semanales.
Lo mejor de la semana: primero, que me he sentido bien los días de "velocidad"; hacía semanas que no corría un poco rápido y los dos días me han dejado con muy buenas sensaciones. Segundo, la imagen de la Maliciosa la tarde del lunes pasado. Después de todo el día nublado, las nubes empezaron a despejarse coincidiendo con mi primer entreno 'oficial'. Teníais que haber visto la luz de la última hora de la tarde dándole a la Maliciosa...
Bueno, de momento nada más: un hurra para Bolt y para el resto, salud y kilómetros...

1 comentario:

  1. Aupa adelante con ese blog y con la preparación para Donostia.

    ResponderEliminar